Acerca de nosotros

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu.

open

LAS ENFERMEDADES MENTALES

LAS ENFERMEDADES MENTALES

 
 

Posteriormente se realizará una aproximación en relación al estudio de la

enfermedad de Alzheimer por ser una de las enfermedades que genera mayor

dependencia en nuestros ancianos, junto con una de las causas del problema

de las desapariciones y ha aumentado enormemente su prevalencia en los

últimos años, además las expectativas de progresión de la misma son

alarmantes.

Según los datos de algunos estudios se pronostica que más del 60 por ciento

de las personas que sufren del mal de Alzheimer se extraviarán durante su

vida. El Alzheimer y otros tipos de demencia confunden y desorientan a los que

lo sufren, dejándolos a menudo incapaces de regresar a sus hogares, al seno

familiar o a los centros asistenciales.

 

EL ALZHEIMER.

El alzheimer es un síndrome debido a una enfermedad del cerebro,

generalmente de naturaleza crónica o progresiva, en la que hay déficit de

múltiples funciones corticales superiores, entre ellas la memoria, el

pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de

aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia permanece clara. La

demencia produce un deterioro intelectual apreciable que repercute en la

actividad cotidiana del enfermo.

 

DEFINICIÓN.

La característica esencial de la demencia consiste en el desarrollo de múltiples

déficits cognoscitivo que incluyen un deterioro de la memoria y al menos, una

de las siguientes alteraciones cognoscitivas: afasia, apraxia, agnosia o una

alteración de la capacidad de ejecución. La alteración es lo suficientemente

grave como para interferir de forma significativa las actividades laborales y

sociales y puede representar un déficit respecto al mayor nivel previo de

actividad del sujeto. Podría también definirse la demencia, como un

debilitamiento psíquico profundo, global y progresivo que altera las funciones

intelectuales basales y desintegra las conductas sociales.

 

LA SINTOMATOLOGÍA.

La sintomatología esencial de la demencia consiste en un deterioro de la

memoria a corto y largo plazo. Primero, existe una amnesia anterógrada o de

fijación: el sujeto no recuerda lo sucedido unos minutos antes. Pronto, el

trastorno de la memoria avanza y se produce una amnesia retrógrada o de

evocación (de hechos antiguos). Esta grave amnesia ántero-retrógrada

deteriora intensamente la vida del sujeto, que sufre desorientación, incapacidad

para adquirir nuevos conocimientos y olvido progresivo de lo que aprendió en el

pasado.

En la demencia no existe el trastorno de la conciencia y de la atención propia

del delirium, pero hay que señalar que este síndrome puede superponerse en

cualquier momento a una evolución demencial. La gravedad y el curso de una

demencia dependen de la etiología subyacente. Existen formas progresivas,

formas estacionarias (postraumáticas) y cuadros reversibles parcial o

totalmente (demencias de causa infecciosa, carencial, por hidrocefalia

normotensiva, etc.).Todo lo expresado llega a afectar profundamente la

personalidad en el conocimiento, juicio crítico, el sistema de valores y la

capacidad de adaptación a la vida social.

El grado de discapacidad depende no solo de la gravedad de los deterioros

cognoscitivos, sino también de la posibilidad de acceder a una ayuda por parte

de la sociedad. En los casos de demencia avanzados, los enfermos pueden

llegar a estar totalmente ausentes de su entorno y precisar cuidados de forma

permanente. Las causas de la demencia son numerosas. El tipo más frecuente

es la demencia primaria degenerativa o enfermedad de Alzheimer, tanto de

comienzo senil como presenil (más frecuente el primero, pasados los 65 años).

 

LA DISEMINACIÓN POBLACIONAL DE GALICIA.

La dispersión que presentan la mayoría de los núcleos de población de Galicia,

en que la casa rural está rodeada de campos de cultivo, bosque o prados y

separada de otras casas, ocasiona buena parte de los problemas para la

protección de las personas o para la atención de casos de emergencia como el

referido a personas desaparecidas que nos ocupa.

Hay otros problemas ambientales y de protección civil (incendios periurbanos

a las puertas de las casas, inundaciones de hogares y garajes, vertederos

incontrolados, desabastecimiento de agua), que tienen su origen en la

creciente dispersión de las viviendas, alto porcentaje de población que vive

diseminada, ausencia o raquitismo de los núcleos de población. Esto ocasiona

múltiples consecuencias sociales, de naturaleza económica, pero, sobre todo,

muy variados y cuantiosos costes públicos en relación con los de una

estructura compacta.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los ayuntamientos no existe un

plan para estos eventos, generalmente cuentan con más o menos medios

(bomberos, brigadas de contra incendios, Grupos Municipales de Intervención,

protección civil, Policía Local) pero muchas veces falta lo principal, la

coordinación para poder sacarles el máximo partido.

 
Compartir este artículo
 
Comentarios
Deja un comentario